viernes, 22 de mayo de 2015

El Puma y el Equilibrio

A veces en la vida los sueños se cumplen  en el momento menos esperado. El lunes 11 de Mayo partimos alrededor de unos 20 compañeros de pega rumbo a la cordillera al interior de Iquique a trabajar en flora y fauna, pero esta vez todo sería distinto. Como nueva experiencia, esta vez algunos dejaríamos las comodidades de los hoteles y las ricas comidas de los restaurantes a cambio de una carpita, comidas más sencillas, y unos extraordinarios paisajes y buena compañía. En el campamento Lorena nos esperaban el Alex y el Javier, ambos manes encargados de proveernos del hospedaje y la comida en el sector; el Alex es local en la zona, vive en Pica y se encarga de la logística del campamento, mientras que el Javier viene del sur y nos prepara las comidas. Aparte de eso, ambos nos entretienen con sus historias y su buen sentido de humor y nos aportan con sus conocimientos de montaña para realizar de mejor forma nuestras labores profesionales. El campamento Lorena se ubica al lado de una pequeña mina que ya no funciona, donde se pueden ver algunos socavones y construcciones abandonadas, por esto mismo hay una importante cantidad de madera disponible para hacer fogatitas nocturnas, algo impensado en el norte de Chile!.



Ya con los días la tradición fogatera se toma las noches, por lo que cuando a mitad de la campaña nos toca trasladarnos al campamento “Guatacondo”, cargo un poco de madera en mi camioneta para poder calentarnos por las frías noches cordilleranas. Nuestro nuevo campamento es bien particular, se ubica al lado de una profunda quebrada en donde al silbar o gritar se puede escuchar el eco rebotar unas diez o más veces en su trayecto de descenso. Además al lado de las carpas se encuentra el “cráter”, un particular agujero de unos cinco metros de diámetro, ideal para prender el fuego y protegernos del viento. En una de esas noches nos encontrábamos conversando de la vida con el Alex, Javier y la Johanna y de repente se puso a granizar!, no podíamos creer lo que estábamos presenciando!, sin duda un momento único en un lugar espectacular!; más aún al mirar el cielo se veía todo despejado y estrellado!.


Al otro día con la coleguita Carmen salimos tempranito a revisar las trampas. Luego de nuestra revisión nos regresamos al campamento un poco frustrados por no haber obtenido capturas. De repente vamos dando vuelta una curva y a lo lejos, saliendo de una quebrada se ve algo que se mueve y cruza la calle… le digo a la Carmen “uh, mira el zorro que va cruzando!”…lo extraño era que el “zorro” era muy grande y tenía la cola muy larga!... aceleramos la camioneta para acercarnos más y ahí nos percatamos que no era na zorro la cuestión, sino que era un puma!. Lo más increíble de todo es que este tremendo animal ni se inmuto ante nuestra presencia, al parecer ya es parte de su vida ver máquinas rojas atravesando sus tierras de lado a lado. Una vez que el puma cruzó la calle subió la ladera lentamente, en ese instante logramos acercarnos bastante a él y se da vuelta a mirarnos, luego continúa su camino. Entre nerviosos, emocionados, asombrados y contentos, la Carmen logra sacar la cámara fotográfica y le tomamos unos registros fotográficos, y al par de unos minutos el puma desaparece de nuestras vistas al llegar a la línea de cumbre.





No podíamos creer lo que habíamos visto, personalmente sentí lo mismo que cuando vi un atardecer nevando en Tierra del Fuego, o cuando quede empapado contemplando las Cataratas del Iguazú, o cuando vi alrededor de unas cien ballenas levantando sus colas en la Península Valdés, una emoción tremenda que invade el alma al punto que dan ganas de llorar de alegría, que pone la piel de gallina, y que hace sentir que el corazón se va a salir. Lo más increíble de todo es que esto ocurrió de la manera más inesperada!.



En una de las noches de fogata conversábamos con el Alex y el Javier de lo lindo que son nuestros trabajos, que nos dan la oportunidad de vivir y observar situaciones únicas e irrepetibles, así como también conocer personas increíbles en el camino y aprender de ellas. Si bien es doloroso a veces dejar a nuestros seres queridos por un período de tiempo, es impagable realizarnos en nuestras vidas haciendo lo que nos apasiona, y como dicen el Alex y el Javier, a los tres nos encanta nuestra “oficina” al aire libre!.

Ya por el último día de trabajo nos dirigimos hacia Pica. En el camino pasamos por Tamentica, un lugar ubicado a la entrada de la quebrada de Guatacondo, donde nuestros ancestros plasmaron en las rocas sus formas de vida. Apreciamos lo que nos quieren mostrar y enseñar, se ven animales como lagartijas, guanacos, ranas, culebras… también unas especies de chasquis, hombres en canoas y “hombres” largos y deformes que más que humanos parecen lo que entendemos en la actualidad por extraterrestres.




Seguimos nuestra ruta y pasamos a despedirnos de la señora Sandra. Si bien no teníamos muchas ganas de pasar para no atrasarnos tanto, algo instintivo hizo que doblara el volante a la derecha. Sale la ñora y nos pregunta como nos había ido. Bueno le contamos que vimos una cantidad increíble de aves y que incluso vimos un puma. Nos cuenta que algunos pobladores de la zona los matan porque les comen el ganado, y entre pena y emoción nos dice que ella nunca lo haría, que ella cree en el equilibrio de la naturaleza. Nos da una tremenda lección de vida con sus palabras, nos hace salir un rato de nuestro modo automático y nos dice que si el puma se come el ganado es por algo, que nosotros llegamos a invadir su territorio, y no solo del puma, sino que de todos los animales que habitan en la zona. Nos cuenta que a veces las lagartijas se comen los brotes de sus zapallos, o que el puma baja y le come sus gallinas, pero que es normal, que ellos se están encargando de regular y equilibrar las cosas, que si ellos no existieran tendríamos plagas de otras cosas, es más, que nosotros somos la plaga… y que a pesar del daño que a veces le hacen, nunca le ha faltado nada.

Nos despedimos de la señora Sandra, agradeciéndole sus palabras; al rato llegamos a Pica, donde nos encontramos con el resto de nuestros compañeros a compartir nuestras vivencias. Sin duda este sí que fue un buen terreno!, gracias a los que fueron parte de él!.

jueves, 12 de febrero de 2015

Simón


Simoncito, hoy es un día muy especial porque cumples un añito de vida, por eso quiero expresar todo lo que has significado en mi vida durante este tiempo. Recuerdo que el día que naciste fuimos con tu madre a un control para escuchar tus latidos y ver cómo te encontrabas en la guatita… bueno como te encanta saltar y moverte, te habías enrollado el cordón en tu cuellito, así que el doctor dijo que lo mejor era que salieras a conocer el mundo luego, para que sintieras el aire y la luz!. Y así fue como a las 16:54 del 10 de Febrero del 2014 pudimos sostenerte en nuestros brazos!... tu madre quedo un poquito cansada, así es que pude cuidarte y hacerte cariñitos harto rato!... las enfermeras querían que te dejara solito al lado de una estufa, pero yo soy un poco porfiado y les dije que no porque quería estar contigo, así que me puse a tu lado y puse mi mano sobre tu pecho…  parece que esas señoras no saben mucho de lo que es el amor, pero bueno ya las entenderás!.

Después fui a ver a tu madre, que estaba con muuuuchas ganas de besarte y abrazarte, así que te fui a buscar y por fin nos juntamos los tres!... Yo me fui un ratito a tu casita a descansar, y tu madre se quedó contigo toda la noche!, de nuevo las enfermeras querían llevarte a una estufa y darte una leche rara que no es tan rica como la que te da tu madre, pero tu madre también es porfiada y les dijo que no!, así que regaloneaste con ella toda la noche y al otro día llegué de nuevo!.

Nos vinimos a tu casita y dormiste con nosotros!, te veíamos tan chiquitito y delicado que los primeros días nos costó un poquito cuidarte… todos nos decían como debíamos hacerlo para darte de comer y hacerte dormir… algunos nos aconsejaban que durmieras solito en una cuna, otros que te abrigáramos más o menos, que te diéramos agüita, que te bautizaramos… muuuuchas cosas que en vez de ayudarnos nos confundían más!!!, pero descubrimos que lo mejor era escuchar lo que decían nuestros corazones!!!, claro que seguimos algunos consejos, pero nuestro instinto nos sacó adelante!.

Fuiste creciendo muy rápido!, al principio dormías muuuuucho!, tanto que yo trabajaba al lado tuyo construyendo tu casita y no despertabas con ningún ruido!... después te pusiste más inquieto, tenías ganas de aprender y observar todo lo que ocurría a tu alrededor!... descubriste tus manitos y de a poquito comenzaste a tomar y sentir las cosas!... te salieron tu primeros dientes y aprendiste a morder… bueno y nos mordiste a nosotros también!... te encanta escuchar los pajaritos, los ladridos de los perritos y como suena el agua!... en este año de tu vida has aprendido a descubrir lo bello del mundo!, has tocado con tus manitos la tierra, las plantas, los animalitos y el agua, que tanto te encanta!.

Ahora haces ruiditos y nos llamas “papapapapapapapa” y “mamamamamama”, haces gorgoritos, peitos, motos y muchas cosas que sólo tú sabes que son!... y hoy en el día de tu cumpleaños nos has enseñado a cuidarte y amarte incondicionalmente!, la naturaleza hizo que te resfriaras justo este día y por primera vez vamos juntitos a un hospital… tienes un poquito de fiebre a raíz de un bicho que de seguro te pegue yo volviendo del sur… es que no me aguante darte besos y abrazos cuando nos reencontramos!, pero bueno, nos ha servido para regalonearte y aprender que son los remedios, como se manejan las fiebres, me has hecho manejar más rápido y valorar al máximo el tiempo que paso contigo!, gracias hijo por todo lo que me enseñas día a día, eres el mejor profesor!!!.

Y para terminar hijito te pido perdón por el tiempo en que no nos hemos visto, cuando no te veo te extraño mucho, y de seguro si no estoy contigo es porque estoy trabajando y haciendo las cosas que me gustan y me hacen feliz; lo más importante en la vida es la felicidad, y gran parte de mi felicidad eres tú, te amo hijo!.


(Pd: Cuando leas esto habrás dado un gran paso!... aprendiste a leer hijo!, te felicito!.)

jueves, 11 de diciembre de 2014

Reflexiones Ambientales… Las Pilas…

Hoy es el último día de trabajo de un terreno en el cual estoy prestando apoyo en el norte… estuvimos 10 días trabajando en líneas de base de flora y fauna, donde ocupamos en general cámaras fotográficas, cámaras trampa y GPS para levantar la información. En esta ocasión vinimos 7 personas y 4 camionetas, de las cuales les puedo contar con certeza que dos de esas siete personas trabajamos con pilas recargables (yo y mi colega con el que trabajé); bueno y a un par de compañeros más les preste 8 pilas recargables, pero no tengo certeza de su  utilización…

En la campaña se ocuparon 32 pilas alcalinas, de las cuales el 50% fueron utilizadas hasta agotarlas por completo, un 44% fueron ocupadas parcialmente (quedaron con un voltaje que es posible ocupar en instrumentos de bajo consumo, como el GPS), y un 6% ni si quiera se colocaron en un instrumento y fueron desechadas estando nuevas.




Una pila alcalina puede estar sobre la superficie de la tierra alrededor de 500 años, es un dispositivo que concentra una alta cantidad de metales pesados y tóxicos (manganeso, zinc, mercurio, cadmio) e inclusive puede contaminar 160.000 litros de agua si no es desechada de forma adecuada. Tampoco es apropiado desecharla en vertederos comunes (el basurero de la casa), esta debe ser descartada en lugares especiales, ya que es un residuo peligroso (les informo que en las oficinas de Chilectra y algunos puntos limpios de la capital hay vertederos adecuados para pilas, pregúntenle a Google).

Una pila recargable, que si bien dura un poco menos que las alcalinas, puede inclusive ser recargada unas 1000 veces… es decir, por cada dos pilas recargables que yo utilizo, estoy dejando de “aportar” a la naturaleza 1.998 pilas… redondeemos en 1.500 considerando la menor duración de las pilas recargables…

Contándoles sobre mi experiencia personal (hace unos 20 años que uso pilas recargables), en esta campaña yo trabajé con 8 pilas recargables y un cargador rápido de pilas, que en unas dos horas ya están listas para utilizar (me demoro alrededor de dos minutos en sacarlas del dispositivo, colocarlas en el cargador, y enchufarlo). El costo de esto es $7.500 pesos el cargador rápido (spike o algo por el estilo, lo venden en Casa Royal… también hay uno bien bueno Energizer que es rápido y vale 11.900, incluso ya viene con pilas, lo encuentran en Homecenter); y las 8 pilas bordean alrededor de los 12.000 pesos (energizer AA de 2.300 mAh, en Casa Royal), es decir, por unos 20.000 pesos pueden adquirir un buen kit de pilas con cargador. Si piensan 20.000 pesos igual no es poco dinero, pero si le dan una vuelta, inclusive en una noche de cervezas y comida con los amigos se las pueden gastar, y probablemente unas 30 o 40 pilas alcalinas cuesten eso también (desconozco cuánto valen). Con respecto al consumo de energía para cargarlas, el gasto es marginal; con suerte se deben consumir 100 watts por carga (unos $18 pesos).

Hay personas que satanizan a las pilas recargables… que duran poco, que salen malas… claramente si compras las típicas pilas recargables chinas que venden en las grandes tiendas tendrás una pésima experiencia, igualmente si te compras un cargador de pilas lento y de mala calidad (los clásicos Macrotel…. Fujitel… pura basura electrónica…por mi parte les ofrezco asesoría si quieren dar el salto). La pila alcalina va perdiendo su carga paulatinamente a diferencia de la recargable, que es más constante y se va de golpe. También trabajan a distinto voltaje; la alcalina parte en 1.6 volts aproximadamente y su vida útil es más menos hasta los 1.25 volts, mientras que la recargable trabaja a 1.2 volts parejos. Por lo mismo, algunos dispositivos electrónicos más actuales inclusive ya traen en sus menús de configuración la opción de seleccionar que tipo de pila se está utilizando. En el caso de dispositivos más antiguos, como las cámaras fotográficas que utilizamos en el trabajo, las pilas recargables funcionan sin problemas, la única salvedad es que probablemente el dispositivo reclame que tiene pilas bajas, lo que no significa que se vayan a agotar pronto, simplemente alega porque reconoce un voltaje más bajo que el normal si se usaran pilas alcalinas (1.5v + 1.5v = 3v para pilas alcalinas, versus 1.2v + 1.2v = 2.4v para pilas recargables).

A veces reflexiono por la cantidad de pilas alcalinas que se deben desechar en la pega, que si bien es una oficina pequeña, a veces se hacen campañas de 25 personas y por lo bajo unas 4 salidas al año y para un proyecto… o sea, si en 1 campaña 5 personas desecharon 32 pilas, en 4 campañas de 25 personas por lo bajo se desechan unas 650 pilas al año… y es solo uno de los varios proyectos de la oficina, que más encima es una consultora ambiental en la cual se espera que sus trabajadores tienen una mayor conciencia ambiental. Y bueno, de esas 650 pilas, alrededor de la mitad pudieron ser utilizadas hasta agotarlas por completo y así cumplir su ciclo de vida real… lo que si tengo certeza es que por lo menos mis colegas las juntan en la oficina en unos bidones para luego descartarlas en lugares apropiados.

A veces les pregunto a mis colegas por que no ocupan pilas recargables... bueno están los que me dicen que son una mierda, que no duran, que son malas (ya les conté esa historia)… están otros que dicen que la empresa no quiere comprar pilas recargables porque se “pierden”… otros dicen que son más cómodas las alcalinas porque no hay que cargarlas (creo que para estas personas es grave perder dos minutos de su vida en colocar las pilas en un cargador)…

En fin, frente a todo esto los invito a ser más conscientes sobre nuestros consumos y derroches y tomemos nosotros mismos cartas en el asunto, no descansemos en los demás para tomar conciencia ambiental; podemos esperar toda la vida que nuestra oficina nos provea de pilas recargables y seguir tirando mierda alcalina a la naturaleza, sin embargo el cambio está en tus manos, inclusive siendo más inteligentes podemos “negociar” con nuestros empleadores y llegar a un acuerdo: que tal si yo le planteo a mis jefaturas el utilizar mis pilas recargables, yo las compro y les ofrezco llevarlas terreno con la condición de que ellos me subsidien la mitad?... interesante porque ganan todos, por un lado la naturaleza recibe menos desechos, tú tienes tus pilas para usarlas en lo que se te antoje, te costaron la mitad de lo que valían ($10.000), y además la empresa deja de gastar en la compra de pilas alcalinas… y bueno al ser tuyas las cuidarías, cosa que en general no ocurre cuando te “regalan” o no son de tu propiedad las cosas…

Algunos datos sobre pilas y cargadores:

-          En general existen tres tipos de pilas recargables, Niquel Cadmio, Niquel Metal y ahora están apareciendo las de Litio; las más comunes son las de Niquel Metal; las Niquel Cadmio ya están obsoletas.

-          Mientras más miliamperes tenga la pila, más corriente almacena y por lo tanto dura más.

-          Con respecto al cargador, mientras más miliamperes entregue por hora, la pila se cargara en menor tiempo. Por ejemplo, si mi cargador dice que entrega 500mAh (miliamperes hora) y yo tengo pilas de 2500 mAh, esto significa que mis pilas estarán cargadas en 5 horas. Un cargador decente debería entregar de 500mAh hacia arriba, lo típicos chinos baratos entregan con suerte 100 mAh y por lo tanto puedes estar esperando 25 a 30 horas para que tus pilas estén listas (todos los cargadores traen una “placa” donde dice cuantos miliamperes entrega). El spike de Casa Royal creo que entrega 1.200 mAh x hora, o sea que carga tus pilas en un par de horas.

-          Hay varios tipos de cargadores, los más comunes cargan las pilas de a pares. Si tus artefactos usan pilas por pares este es el indicado, pero si tus dispositivos usan pilas en números impares (algunas linternas frontales, otros) busca uno que cargue pilas por slots individuales.

-          No compres pilas con nombres raros o de dudosa reputación, siempre elige pilas con nombres de fabricantes de pilas y te vas a la segura (Energizer, Duracell, Rayovac, etc), por algo esas empresas se dedican a eso, son especialistas. Si puedes ve el origen donde se fabricaron las pilas, no tengo nada en contra de los chinos, pero siempre un producto japonés es de mejor calidad.

-          En el mercado están entrando las pilas y cargadores de Litio; este mundo aún lo desconozco así que si alguien se anima a usar este tipo de pilas sería interesante… lo que sí es caro, el puro cargador vale unas 35 lucas en casa royal…

Algunos links:





Saludos!

miércoles, 22 de octubre de 2014

La Abuela...

Hoy es un día muy especial, mi abuela Elena cumple 90 años de vida… el otro día reflexionaba sobre este tremendo acontecimiento, y si bien el domingo que fue el día en que te celebramos por adelantado este aniversario, no tuve la oportunidad de darte infinitas gracias por la vida

Hoy 21 de Octubre cumples 90 años, yo he vivido más o menos un tercio de la vida que tú ya has recorrido de alegrías, experiencias, aprendizajes, caídas, reflexiones… y el Simón, tu bisnieto, recién cumple 8 meses… y gracias a ti él también está entre nosotros!... es increíble la evolución de la vida, si no fuera por ti, no estaría mi padre, ni yo y tampoco el Simón, sin embargo la naturaleza se ha alineado y hoy podemos celebrar tu llegada al mundo los tres juntos!.

Muchas gracias Maminena por todo el cariño y apoyo que nos has brindado, por regalarnos tus historias de vida y tu sabiduría… hoy me encuentro lejos de casa, pero quería compartir contigo este pequeño homenaje el día de tu cumpleaños!, de seguro te seguiremos celebrando por muchos más!, la vida es bella y nunca debemos dejar de soñar!, te amo abuela!.


lunes, 8 de septiembre de 2014

El retorno del viaje, parte 2… La vuelta al mundo laboral (mi currículo informal)

Exactamente hace un mes que retorné al mundo laboral de manera más formal, luego de un período de unos cuatro años y cinco meses en el cual me dediqué a viajar y vivir la vida más a concho. Nuestro viaje duró alrededor de un año y medio, y luego a la vuelta realizamos algunos trabajos “informales” y esporádicos, los que nos ayudaron a vivir la vida bien relajada.

Cuando cruzamos a Chile viniendo de Bariloche sabíamos que ya estábamos en el tramo final de nuestra aventura, nos estábamos acercando al punto de inicio del viaje y además el dinero comenzaba a escasear. Lo bueno es que en Chiloé y subiendo por Chile desde Puerto Montt tendríamos muchos lugares donde llegar y prácticamente nuestros gastos se concentrarían sólo en combustible. Yo creo que nos quedaban como 100 lucas, así es que por lo mismo decidimos viajar desde el sur eludiendo todos los peajes!; para los que no saben, Chile está plagado de peajes y no son económicos, por cada uno hay que desembolsar unos cuatro dólares y entre Puerto Montt y Santiago deben haber unos 12 por lo menos. Así que nos vinimos por la costa conejeando. En Talca nos esperaban el Pablo y la Claudia (https://es-la.facebook.com/desdechile.hastaalaska), nuestros amigos viajeros que conocimos en Guayaquil pal 18 de Septiembre. Ya a esas alturas nos quedaban como 20 lucas, así que algo debíamos hacer para llegar a nuestros hogares. Los chiquillos habían llegado hace poco también, así que nos contaron todas sus experiencias de lo que había sido el regreso, que no había sido fácil y que más encima el boby, el escarabajo en el que viajaron, estaba retenido en la aduana por la falta de un papel… en fin, les cuento esto porque gracias a los chiquillos es que nació nuestro primer trabajo!!!. Como era fines de Noviembre, la Claudia aprovecho esta situación para hacer panes de pascua y venderlos, nos contaba que le iba bastante bien con la venta, así que como a la negra también le gusta esto de la amasandería, se envalentonó y tomó un curso express de panes de pascua con la Claudia!. Ya en un par de días había logrado su receta personal y algo de producción!. Si bien yo no le pego mucho al amasao, mis labores de publicista y vendedor comenzaban a aflorar, así que tomé algunas fotos a los panecillos y comenzamos a mandarles a los amigos y a publicarlas por las redes sociales!... fue tan efectiva la publicidad que Rengo, la ciudad natal de la negrita, se convirtió en el lugar de producción del pan de pascua, mientras que yo me los llevaba a Santiago y los salía a repartir en bicicleta, la que equipé con un tremendo canasto en la parrilla donde podía meter por lo bajo unos 20 panes!. Me encantaba mi nuevo trabajo, porque volví a retomar mis andanzas en bicicleta, aprovechaba de recorrer la ciudad viendo lo que había cambiado en un año y medio, y además me daba la oportunidad de visitar a mucha gente que ha trascendido de alguna forma en mi vida.

Negrita y la Receta Milenaria 

El producto terminado

Bueno en uno de esos trayectos de venta del pan fue como se inició nuestro segundo trabajo volviendo del viaje; como les conté en el capítulo anterior, fue por la curiosidad de ir a visitar a mis ex colegas de trabajo a una consultora donde había trabajado. Ahí el Rupe nos ofreció trabajo a mi y a la negra, donde empezamos como exploradores.

Este trabajo era realmente envidiable!, consistía en recorrer a caballo una zona de Junta Valeriano (cordillera de Vallenar) por unos seis días, donde nuestra pega consistiría en almacenar los tracks del recorrido y tomar hartas fotografías, con el objetivo de facilitar el acceso futuro de los profesionales que irían al lugar. Además deberíamos preparar la campaña para acampar y vivir esos seis días en la cordillera, que mejor!. En esa ocasión nos acompaño el Carlos, un man de la consultora que también estaba comenzando a laburar en esa empresa. Asi que junto con Pedro, Danilo, Manuel y sus doce animales las emprendimos en esta nueva pega. Fuimos privilegiados de recorrer unos parajes increíbles, que probablemente jamás volveremos a ver en nuestras vidas pero que siempre llevaremos en nuestros recuerdos. Don Pedro nos contaba las historias de las Murray, unas viejitas que eran las dueñas de esos campos y que en sus épocas gloriosas inclusive llegaron a ser unos de los productores agrícolas y ganaderos más importantes de la zona, sin embargo el cambio en las condiciones climáticas y la sobrexplotación del recurso agua hicieron caer en decadencia estas tierras, donde sólo quedan vestigios de estas actividades y algunas ruinas de las casas de estas señoras y sus trabajadores. Don Pedro, el arriero con más experiencia que nos acompaño en esta labor, trabajó desde joven en esas tierras, siendo el trabajador de confianza del Sr. Murray, quien luego le heredo esas tierras a sus hijas… Los seis días de “trabajo” se nos pasaron volando con las historias de Don Pedro, y cuando nos bajamos de los caballos fue extraño, como que nuestro cuerpo ya se había adaptado y amoldado a los animales, jajaja, ahí comprendimos el famoso dicho del bajate del caballo…

Por la cordillera de Vallenar

Negrita bajando al valle

Danilo y Don Pedro preparando los mulares

Danilo, Manuel, Silvia, Carlos, Don Pedro, Px, Negrita y la nieta

Luego de entregar este trabajo el Rupe nos ofreció seguir en la consultora, esta vez trabajaríamos para el proyecto minero El Morro, que también se ubica en la cordillera de Vallenar. En esta ocasión la pega consistía en el “rescate de fauna de baja movilidad”, que en palabras simples consiste en relocalizar roedores y lagartijas a un hábitat similar al que se encontraban. Resulta que el proyecto minero necesitaba construir un camino de acceso de unos 150 km y además realizar perforaciones y otras obras mineras, donde naturalmente habitaban estos bichos. Entonces como algunos de estos bichos son únicos de estas zonas, la ley ambiental los protege y les exige a las empresas esto del rescate. Con la Negra la verdad es que de fauna no sabíamos casi nada, pero por suerte nos tocó trabajar con excelentes profesionales relacionados a la fauna, de los cuales estamos muy agradecidos por todo lo que nos enseñaron. Fue así como fuimos descubriendo el fascinante mundo de las lagartijas y ratones, gracias a la paciencia del David Avaca, que es como una biblioteca con patas, puta que sabe weas este man!... aprendimos a manipular los bichos con respeto, gracias a las técnicas del Felipe y del Franco. Conocimos a gente nativa que nos ayudaba en el rescate, como Don José, que en un principio le tenía terror a los ratones y terminó encariñándose con ellos. Un día fuimos a hacer un rescate a un pozo de perforación justo en frente de una quebrada donde se proyectaba instalar el tranque de relaves… ahí una chica que trabajaba también en el proyecto nos cuenta que esa quebrada llevaba agua de forma permanente, que también hay sitios arqueológicos y mucha flora y fauna, pero que lamentablemente estaba destinada a desparecer… unos días después fuimos a visitar la quebrada, y ahí decidimos con la negra retirarnos de este proyecto, no queríamos ganarnos las lucas trabajando para una minera que iba a dejar la caga ambiental en esa quebrada, no queríamos ser cómplices de ese acto criminal en contra la naturaleza, sabiendo que habían sitios más adecuados para depositar esa mierda. De todas formas nos fuimos muy agradecidos por todo el aprendizaje… luego de unos meses el Rupe me ofrece seguir trabajando en terrenos, pero para proyectos de menor envergadura e impacto ambiental, así que me convertí de rescatista de fauna a un caracterizador de parcelas de muestreo, donde la labor consistía en contar y medir plantas… la verdad es que esta pega era un poco monótona, y dadas mis características de hiperactividad e inquietud, me aburría un poco… por suerte sólo hice eso una pura campaña de terreno, ya que luego me dedique a coordinar equipos de trabajo, donde me toco ser “jefe”, coordinar temas logísticos de las campañas, dictar charlas de seguridad, entre otras cosas.

Aprendí muchas cosas nuevas y también me fueron otorgados muchas “aceditaciones”, muchos papeles que me validaron como un buen profesional apto para trabajar en condiciones de altura geográfica y para manejar vehículos 4x4 en faenas mineras. Así que me convertí en un Todólogo, me podía adaptar a la pega que me pusieran en frente sin problemas. Entonces comencé a apoyar a los manes de flora y fauna en el levantamiento de información para las líneas de base, además tenía el título de conductor profesional, sabía de tecnologías, de GPS, de fotografía, de electrónica, de mecánica básica, de seguridad, de construcción, de bicis, de permacultura y pa mas cagarla cargaba desde mi pasado el título de “especialista en SIG”… todo esto mezclado con vivir un año y medio recorriendo un continente y mil historias para contar… Así que en esta etapa volví a conocer a muy buenas personas que me fueron forjando como un nuevo profesional y persona, y nunca esta demás agradecerle esto a la Carmen y su alegría y humor, a la Antonella y a la Kate su disciplina de trabajo, a la Misque, al Juan, a la Paty y la Jose por la pasión que le ponen a su oficio, al Cristian y sus ganas de hacer bien las cosas, al Pedro Pablo y su sabiduría y consejos, la inocencia y honestidad del Nico, la confianza y sinceridad de la Jessica y la María Paz, en fin… un lindo período que lamentablemente se terminó por unos malos entendidos, falta de comunicación, exceso de proactividad y ganas de hacer las cosas bien, siempre velando por el cuidado del medio ambiente.

 "Supervisando"

Px, David, Don José y Franco 

Negrita, Px, David y Nico 

Px, Jessica, María Paz, María José, Criatian y los manes 

Los Pokemon 

Px, Daniel, Enrique y Cristian

Luego de esto me hice cargo de mi persona y por un problema en una de mis rodillas decidí operarme, así que por un período me alejé nuevamente del trabajo y entre otras cosas comenzamos a construir nuestro hogar. Justo cuando comenzó a escasear el dinero sonó mi teléfono… esta vez no era el Rupe, sino que Amaro, un ex colega que tuve la oportunidad de conocer en mis andanzas por el Sernageomin. El Amaro es una persona bien especial, como buen geólogo es amante de la naturaleza, de la música y otras hierbas, y si lo ves por primera vez y gracias a los prejuicios caería en la categoría de jipi. Bueno, el Amaro me llamaba para preguntarme si es que estaba trabajando y si tenía ganas de apoyarlos a ellos, ya que con Karen, su pareja, habían creado una pequeña consultora dedicada a la paleontología, donde necesitaban apoyo logístico y en la conducción en terrenos difíciles. Así que gracias al equilibrio de la naturaleza el trabajo nuevamente estaba llegando en el momento más indicado. En este nuevo desafío logré aplicar nuevamente todas mis habilidades de Todólogo, y me inserté en un nuevo mundo de aprendizaje, la Paleontología y los fósiles. Así fue como salimos a recorrer con el Amaro y la Saleta distintos rincones de nuestro país, en busca de hallazgos paleontológicos, y tuve mi primer encuentro cercano con los amonites, los bivalvos, los gastrópodos, las turritelas, los dientes de tiburón y huesos de ballenas. Gracias a este nuevo trabajo logramos generar lucas para seguir con la construcción de nuestro hogar, ya que los fondos que logramos con la venta de la camioneta ya habían desaparecido a estas alturas.

Px y Amaro trabajando

Hace pocos meses se nos juntaron dos factores relevantes que me hicieron tomar una decisión más radical en lo laboral, no estaban saliendo campañas de terreno y además necesitábamos dinero para solventar algunas deudas que se nos originaron por la construcción de la casa. Así que por primera vez en mi vida profesional me vi en la obligación de salir en busca de trabajo. Así que prepare mi currículo y me fui a golpear puertas. En mis vueltas pasé por el Sernageomin y por algunas consultoras donde algún contacto tenía, sin embargo mi vuelta no fue muy larga, ya que el mismísimo Amaro y la Karen me llamaron por teléfono, y sabiendo en parte mi situación me dieron la oportunidad de pertenecer a la consultora; lo más increíble es que me daban la oportunidad de trabajar un par de días a la semana en labores de “oficina”, y además, seguir yendo a las campañas a terreno cuando estas salieran, así es que esto me daba la oportunidad además de seguir construyendo la casa en Pueblo Hundido. Así es que ya desde hace un mes que estoy trabajando con los cabros en una pega más “formal” con un contrato parcial. Dentro de este mes he tenido la oportunidad de compartir con la Saleta y el Leo, ambos paleontólogos. Además conocí a la Karen, nuestra jefa, que para mi era un misterio porque antes me llamaba por teléfono para salir a los terrenos pero después de como tres meses la conocí en persona.

Px tamizando

Algo que nos caracteriza es que todos hemos llegado a trabajar buscando nuevos horizontes, la Saleta se vino de España arrancando de la crisis económica, el Leo se vino de la Patagonia a replantear su vida y a reforzar sus conocimientos paleontológicos, la Débora cruzó la “cordishera” a probar suerte en Chile y hace poco se unió al equipo, y yo salí de Pueblo Hundido a reinventarme profesionalmente... Y bueno el Amaro y la Karen son nuestros jefes que iniciaron este proyecto.

Bueno y para cerrar este capítulo, les cuento que lo he redactado en mi trabajo!!!, en estos momentos andamos con el Leo haciendo prospecciones paleontológicas por la cordillera de Antofagasta, y como en esta ocasión no tengo acreditación para manejar en este proyecto, otros manes lo hacen x mi... Y como no puedo quedarme tranquilo me dedico a escribir para contarles de mis vivencias laborales mientras nos trasladamos!, nos leímos!.

Px reporteando

viernes, 8 de agosto de 2014

El retorno del viaje, parte 1…

Hola, hace ya dos años y ocho meses que regresamos de nuestro viaje, y durante este período han ocurrido muchas cosas dentro de nuestras vidas. Si bien el volver a la “estabilidad” no fue nada de fácil al comienzo, a estas alturas ya nos hemos acostumbrado y nos hemos dedicado a crear nuestro hogar.

Personalmente, dentro de los hitos importantes de este período les puedo contar de cuatro; la “aclimatación”, la construcción del hogar, el nacimiento del Simón y el retorno a la vida laboral. En esta primera parte les contaré de “La aclimatación”.

Cuando llegamos del viaje, un 27 de noviembre del 2011, fue bonito reencontrarse con los familiares y personas, recuerdo que fue una semana muy entretenida escuchando todas las historias de las cosas que sucedieron en el período que no estuvimos presentes. También fue chocante encontrarse con la realidad de lo que es Santiago, recuerdo claramente que al día siguiente del que llegamos tome mi bicicleta súper contento y me fui a dar una vuelta por los barrios de mi infancia. Las primeras cuadras fueron la raja!, pero cuando llegue a Gran Avenida la cosa cambió… me di cuenta de lo gris que es Santiago, sus calles sucias, el aire sucio… pero filo, no pesqué y seguí mi recorrido… en un tramo me aventuré por arriba de la vereda a una velocidad prudente, y en una iba a “adelantar” a una mujer y la reacción inmediata que tuvo ella fue mirarme y tomar con mucha fuerza su cartera y pegarla hacia su cuerpo… que shusha pasa en esta cuidad!!!... bueno, después llegue a Vespucio con Gran Avenida, donde esta la estación intermodal… después de ver la inmensa cantidad de gente amontonada en los paraderos esperando la micro con cara de culo, lo único que quería era devolverme para la casa de mi madre…

Nuestra llegada a Sagrada Familia, las tierras de mi madre. 

Nuestra llegada a Rengo, las tierras de la negrita 

Nuestra llegada a Malloco, las tierras de mi amigo Jaime 

Nuestra llegada a Santiago, mis tierras.

Acampando en casa con el Nacho y el Andrés

Recuerdo también que mientras viajábamos me comunicaba bastante vía internet con mis familiares y amigos; me enteraba de sus proezas y etapas que iban cumpliendo en sus vidas. Como un mes antes de llegar me bajo toda la nostalgia de ver a mi gente, incluso hice una larga lista de todas las personas a las que me gustaría ver apenas llegase a Santiago, para poder abrazarlas y expresarles todo lo que los extrañe en el viaje; me imaginaba que me iba a faltar tiempo para poder visitarles a todos…; la sorpresa que me lleve a la vuelta fue tremenda, ya que ese sentimiento de extrañar en muchos casos no fue mutuo… al punto de que hasta el día de hoy aún hay personas que consideraba más cercanas a mi vida que aún no las veo!. Bueno, de esto aprendí finalmente que cada persona vive sus propias etapas, algunos ya formaron familias, otros cambiaron de trabajo, de ciudad, de estudios… y finalmente las prioridades van cambiando en todos; mi prioridad por un tiempo fue viajar y alejarme físicamente de mi gente… hablaba con ellos por internet, ahora que internet no es mi prioridad y que estoy físicamente al lado de ellos, ellos no tienen tiempo (o no ven como prioridad) para juntarnos a conversar mirándonos las caras…

La camioneta fue por casi un año y medio nuestro hogar; antes de eso nosotros arrendábamos un departamento en el centro de Santiago, y cuando nos largamos repartimos todas nuestras cosas entre las casas de nuestros familiares y amigos. Ahora que estábamos de vuelta no teníamos donde vivir juntos ni tampoco teníamos dinero para arrendar algo, así que decidimos irnos cada uno a la casa de nuestros padres. Como no teníamos dinero, la negrita aprendió a hacer panes de pascua y yo equipé mi bici con un canasto para poder repartir los panes por Santiago. Entonces la negra producía en Rengo y yo me iba a buscar la merca para venderla en Santiago. La verdad es que nos fue bastante bien con las ventas, y además nos abrió las puertas hacia nuevas aventuras. Por mi parte me gustaba mi nuevo trabajo, ya que andaba todo el día en bici y además visitaba a mis antiguos amigos y colegas del trabajo, quienes gustosos nos compraban los panes!.
Los panes de pascua

 En uno de esos trayectos iba bajando por Antonio Varas, cerca de un antiguo trabajo que tuve alguna vez… me bajo toda la curiosidad de ver si aún existía la oficina y ver si estaban mis antiguos jefes y colegas, así que decidí devolverme para pasar a saludarlos. El lugar se mantenía prácticamente igual, salvo que ya no habían 8 personas trabajando, sino que habían como 30!, estaban hasta en el patio de la casa trabajando!... bueno, pregunté por el Rupe, mi ex jefe y colega de profesión, me indican la oficina donde esta y me acerco a él; le conté de todas mis aventuras de viaje y laborales una vez que deje de trabajar en esa oficina por el año 2004…  en un momento me interrumpe y me pregunta, oye, queris trabajar?, jajaja, la verdad es que la pregunta me descolocó un poco, porque si bien no teníamos mucho dinero con la negra, aun no pasaba por mi cabeza el volver a trabajar tan pronto!. Bueno le dije al Rupe que la verdad es que necesitaba “aclimatarme” de a poco a mi retorno a Santiago antes de trabajar, pero el Rupe me dice que es una pega de terreno a la que hay que ir a caballo a recorrer unos cerros, donde hay que abrir rutas, marcar los tracks en gps y tomar fotografías del trayecto… así que frente a tamaño ofrecimiento no me pude resistir y le dije que hueno!. Después me pregunta si es que conozco a algún colega que este desocupado para que me acompañe a esa campaña, y la verdad es que no se me ocurrió quien podía ser, pero le dije que la negra, que si bien no es de profesión relacionada con el medio ambiente, demás que aperraba en acompañarme y en ayudarme a hacer la pega… me aguanto un año y medio por sudamérica, así es que demás que aperraba 7 días a caballo por las montañas. Y fue así como nos convertimos de panaderos y repartidores a exploradores, abriendo rutas para facilitar el trabajo a los profesionales que en un futuro irian a hacer sus trabajos a esas áreas inexploradas. Luego de eso seguimos trabajando en Cedrem por un tiempo, aprendimos el oficio de rescatistas de fauna de baja movilidad (ratones y lagartijas, pa hacerla más simple) y algo de flora apoyando las parcelas de muestreo; pero también conocimos el lado oscuro de la minería, en donde los intereses económicos pasan por encima de la naturaleza, en donde es más importante minimizar los costos de producción a costa de la vida de plantas y animales... Por este motivo de a poco nos fuimos alejando de esta realidad que no iba acorde con nuestra cosmovisión de la vida, al punto que me mostraron tarjeta roja en Cedrem por ser tan verde... igualmente estoy muy agradecido por la oportunidad que me dieron de aprender y de apreciar lo maravilloso que son los roedores, las lagartijas, sapos, plantas y otros, además tuve la posibilidad de conocer a profesionales excepcionales, apasionados por el trabajo que realizan, que hasta el día de hoy aun nos mantenemos contacto.

En nuestro primer trabajo 

 En nuestro primer trabajo 

En nuestro primer trabajo  

Atrapando lagartijas 

Negrita y la chinchilla

"Supervisando"

Bueno y por último, después de esa época laboral que además nos daba "hogar" en hoteles y campamentos mineros, decidimos buscar un lugar donde vivir. Logramos vender con mucho dolor la camio a un buen precio y además con el laburo ya teníamos lucas para buscar nuestro espacio. Santiago definitivamente no iba a ser nuestra elección para vivir, así que surgió la idea de irnos a vivir a Pichilemu, una porque es una playa bien linda y tranquila en temporada baja, y en verano nos daba la posibilidad de hacer algún emprendimiento que nos permitiera generar lucas para vivir tranquilos el resto del año... Finalmente desechamos la idea por un tema de lucas y de lo lejos que quedaba de nuestros familiares, amigos y servicios básicos en invierno; si bien Pichilemu no es tan lejos, es lento llegar allá por las cuestas, y con las lucas que teníamos solo nos alcanzaría para buscar un terreno y la casa tendría que esperar un tiempo... Finalmente se nos ocurrió una mejor idea; la madre de la negra tiene por herencia un terrenito en el campo, en el sector de Pueblo Hundido, a unos 8 kilómetros de Rengo; entonces nosotros podríamos pedirle un pedacito donde construiríamos nuestra casita y así crear nuestro hogar de una manera más rápida… y así se hizo!... en el próximo capítulo les cuento sobre la construcción del hogar, nos vemos!.

La última foto de la camio...

jueves, 15 de diciembre de 2011

Ancud, Recorrido Costero

12 de Octubre de 2011

Patricia es una persona muy especial, tiene habilidades que muchos no tenemos… es casi mágico escuchar sus relatos y sus explicaciones de hechos que se dan en el cotidiano y que muchas veces no tienen explicación.

Esa mañana ella se fue a trabajar y nosotros a recorrer los alrededores de Ancud… su casa no está en la ciudad, sino que en la costa y bien alejado de la bulla de la ciudad… dan ganas de quedarse en esa casita, porque se escucha el sonido del mar y se respira paz.

Nuestro recorrido comenzó en el mercado de Ancud… nos abastecimos de verduras que nos hacen falta para las comidas… ese mercado es multicolor, en algunos puestos venden quesos, en otros artesanías, pescados y también hay un sector donde hay pequeños productores que venden sus cultivos… de esos compramos porque sabemos que esos productos son orgánicos… allí vimos la famosa medida que ocupan los chilotes, el almud, es una cajita de madera donde, por lo general, venden papas… no es muy tradicional de Chile, sino que es una medida árabe.

Salimos del mercado con lluvia, pero al recorrer la costanera se nos apareció el dios sol… día de luz, después de la lluvia todos los colores resaltan. Nos fuimos por toda la costa, cada vez nos alejamos más de la ciudad y comenzamos a ver paisajes desconocidos para nosotros… siempre pensamos en Chiloé y los palafitos… pero hay mucho que descubrir en esa isla mágica.

El camino nos regala flores, el famoso espinillo en flor cubre todo de amarillo… llegamos hasta un sector alto de Pilluco y desde ahí podemos grandes campos y más a lo lejos divisamos el mar.

Continuamos el viaje y llegamos a la costa, allí encontramos unos carteles en contra del parque eólico que quieren poner en esa zona.

Avanzando por el camino costero llegamos a un sector llamado Piñihuil, famoso por sus islotes donde se pueden ver pingüinos. Caminamos por la playa… hay algunos restaurantes y pocos turistas… no quisimos embarcarnos en los botes pero si fuimos a conocer el refugio de la Conaf y el sendero desde donde se logra ver desde la altura los islotes. Un paisaje conmovedor!! El mar, los islotes y ese característico campo de Chiloé. Bajamos del sendero y nos fuimos caminando por la playa hasta llegar a unos roqueríos, aprovechando que estaba la marea baja caminamos por las rocas observando lo que deja el mar. En las aguas divisamos un chungungo pequeñito.

Salimos del sector de Puñihuil y nos dirigimos hacia el sector de Duhatao… es un lugar muy bello, donde se encuentra parte del Sendero de Chile, es una mezcla de ríos, mar, bosques y campo… increíble!!! Nos cuentan que es el lugar perfecto para hacer canotaje y se pueden descubrir nuevos lugares a los cuales sólo se puede acceder por agua.

En las proximidades de Duhatao se encuentra Playa Mar Brava… donde hay una roca enorme llamada Piedra Run, en ese mismo sector vemos a varias personas mariscando. Desde otra perspectiva de esa playa logramos divisar a unos surfistas muy aperrados, porque shitas que hace frío!.

Después de hacer ese recorrido por paisajes de la costa, nos fuimos a hacer un recorrido por las fortificaciones españolas que existe en la zona… la verdad es que yo no tenía idea de que existían.

La primera que visitamos fue el Fuerte Ahui, que fue construido en 1779, más viejo que el hilo negro!. Es una de las más famosas porque resisitió a varios ataques. Incluso hasta se conserva la estructura original…. Desde ese lugar se puede ver Ancud desde el frente!!.

El segundo fuerte recorrido fue el Fuerte Chaicura… este tiene una infraestructura nueva, yo creo que la idea en el futuro es hacer un circuito de los fuertes y por supuesto cobrar entrada… por el momento no hay nadie que esté pendiente de eso. Este fuerte está todito restaurado, inclusive tiene pasarelas para que el visitante no se embarre los pies al caminar por el sector, jajaj. Y tiene hasta iluminación!!.

Ha sido un día largo y el cielo nos regala un bello atardecer que contemplamos en el sector de Punta Arenas… se nos está terminando la luz, pero no nos queremos ir hasta recorrer los fuertes!!, la siguiente visita es a la Batería Balcacura… ahí nos portamos mal y entramos a la mala!!! Si estaba cerrado y pasamos por debajo de la reja… no le cuenten a nadie!!. También está restaurada y se ve bien bonita.
Se nos hace de noche y no la podíamos terminar de mejor forma… la luna llena se asoma en el cielo… nos quedamos contemplándola en la orilla del mar.

Nos vamos a la casa de Patricia y charlamos un buen rato… disfrutamos de la luz de la luna que entra por todas las ventanas de la casa.